Ingresa la dirección de tu amigo:

sábado, 15 de mayo de 2010

Fin de una pesadilla


Sigue, sigue, y no se detiene. La estrepitosa caída de Boca parece no tener fin, y esta nueva derrota por 3-0 (con baile incluido) frente a Banfield es una mancha más en el crudo semestre que atravesó el Xeneize. Del otro lado, el Taladro se consolidó como el mejor de la temporada, ya que en caso de ganar, Argentinos podría apenas alcanzarlo.
Entre la nebulosa dirigencial por no tener ni idea de quien será el próximo DT y el posible alejamiento de Riquelme, que no actuó por lesión y todavía no arregló contrato, Boca salió a disputar la última fecha. Y si, como no podía ser de otra forma, su presente no mutó en una jornada, y con tres goles en contra, terminó condenado como el equipo más goleado del semestre. Además, sus pobres 20 puntos en 19 encuentros determinaron la peor campaña del club desde que existen los torneos cortos. Datos contundentes.
¿Qué decir del partido? Sólido planteo de Banfield, y flacidez absoluta de Boca en todas sus líneas, especialmente en defensa. Sin embargo, el equipo de Pompei aguantó el cero hasta los 40 minutos del primer tiempo, cuando tras una ejecución de pelota parada, Marcelo Bustamante apareció completamente en soledad, y sin nadie que lo moleste, clavó de cabeza el primer gol del partido.
En la segunda parte, el Xeneize se vino a pique, y con un tanto en su propio arco, Gabriel Paletta evidenció los horrores defensivos del equipo. El defensor cabeceó para atrás sin ver que Javier García estaba saliendo a buscarla, y la embocó para poner el 2-0 a favor de Banfield. El ex del Taladro quedó pegado en esta por el desenlace de su error, pero cada uno de los defensores tuvo pifias increíbles y permitió que la ofensiva de los del Sur hiciera lo que quisiera. El 3-0 final llegó tras una escapada de Ramírez, que madrugó (una vez más) a los cuatro de atrás, y la tocó exquisitamente ante la desesperada salida de Javier García.
Párrafo aparte para las dos expulsiones de Boca: Mouche, nuevamente afuera por hacerle gestos (saludo a los hinchas) a la tribuna de Banfield cuando estos le gritaban "cornudo", y Erbes por doble amarilla. Así, el conjunto de Tito Pompei despidió el semestre con 9 jugadores, siendo el más goleado y coronando la peor campaña en los últimos 20 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario