Ingresa la dirección de tu amigo:

sábado, 20 de febrero de 2010

Repartieron puntos


Lo único que puede reprocharse Gimnasia, en el largo camino a casa desde Tigre hasta La Plata, es en la cantidad de puntos que se lleva en el bolso. Uno, con todo el esfuerzo, la intención, la búsqueda y la decisión que expuso en el Monumental de Victoria, tiene gusto a poco. Y mucho más si, a la hora de repasar el partido, se le viene a la mente ese bombazo del colombiano Marcos Pérez o ese otro de Encina, en el segundo tiempo, que dio contra el poste izquierdo de Islas. Pero así son las cosas...

Gimnasia salió a buscar el partido, con su juego atiladado y su circusión fluida, tal como le gusta a su técnico Diego Cocca, y encontró el partido enseguida después de que Stracqualursi le ganara a Fontanello en el área y clavara el 1-0. Pero un rato después llegó la reivindicación del defensor, poco acostumbrado a los festejos, y con un cabezazo tras un córner venció a Sessa.

En el segundo tiempo, con la urgencia de sumar de a tres para escalar posiciones en la pelea del fondo, Gimnasia fue a la carga y a Tigre le quedó cómodo el contraataque. Se recostó en el medio, tratando de mantener la cola de los volantes lejos del área propia, y salió rápido cada vez que encontró un hueco para meter la contra, con Luna como arma más peligroso para encontrar el triunfo. Pero tampoco lo encontró. Un punto para cada uno. Y dos palitos para Gimnasia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario